Las empresas ferroviarias holandesas recuperan el 25% de los costes de apartaderos y maniobras

La Comisión Europea ha aprobado un plan de ayudas de 28 millones de euros en los Países Bajos para fomentar el trasvase del transporte de mercancías de la carretera al ferrocarril. Con ello, entre otras cosas, se ayudará a las empresas de transporte de mercancías por ferrocarril a pagar los cánones de acceso a las vías, considerablemente más elevados, que se aplicarán el año que viene.

En virtud del régimen, que estará vigente hasta el 1 de enero de 2026, la ayuda adoptará la forma de subvenciones directas a los operadores ferroviarios. Los operadores ferroviarios recibirán una compensación del 25% de los costes de apartaderos y maniobras incurridos en sus operaciones de transporte de mercancías.

Incremento de costes del 70

A partir del 1 de enero de 2023, el administrador de infraestructuras ferroviarias neerlandés ProRail aplicará una nueva metodología para calcular los cánones por infraestructuras ferroviarias. El resultado será una reducción de los cánones por el uso del ferrocarril, pero un aumento de los cánones por el uso de las vías de apartado. Según RailGood, que representa a las empresas ferroviarias neerlandesas, esto significa al final un coste medio más elevado.

Sin las subvenciones, explica el director de RailGood, Hans-Willem Vroon, esto habría supuesto un aumento del coste del 130%. Pero ahora que se han aprobado las subvenciones, el aumento sigue siendo significativo: un 70% si se incluyen los costes de maniobra y estacionamiento de un tren. Vroon comenta que, en lugar de un plan de subvenciones, que no es más que una forma de reasignar el dinero de los impuestos, las empresas ferroviarias holandesas preferirían volver a pagar los costes directos del uso del ferrocarril y las vías de apartado.

Normas de la UE sobre ayudas estatales

El régimen se ha aprobado con arreglo a las normas sobre ayudas estatales de la UE, lo que significa que los Estados miembros pueden prestar apoyo al sector privado para superar tiempos difíciles. La Comisión considera que la medida es necesaria y proporcionada para fomentar el uso del transporte ferroviario, que es menos contaminante que el transporte por carretera y contribuye a reducir la congestión de las carreteras.

El objetivo de la medida es garantizar que los operadores ferroviarios sigan siendo competitivos frente al transporte por carretera y contribuir así al cambio modal de la carretera al ferrocarril.

Este artículo ha sido traducido automáticamente del original en inglés al español.

Autor/a Majorie van Leijen

Fuente: RailFreight.com