Por qué Hugo Boss se sube al tren de la Nueva Ruta de la Seda

Seguridad, rapidez, sostenibilidad y fiabilidad: estas son las características fundamentales que Hugo Boss valora más en el transporte ferroviario y la Nueva Ruta de la Seda. Christiano Vecci, especialista en transporte de Hugo Boss Ticino, compartió la experiencia de su empresa durante la Cumbre Europea de la Ruta de la Seda 2020. Entre otras cosas, habló de los retos a los que se enfrentan los transportistas de moda y de las limitaciones y ventajas de transportar productos de moda por ferrocarril.

Según Vecci, la velocidad es la principal característica en la que se centran las cadenas de suministro de la moda. «Por suerte, hoy en día las cadenas de suministro son más rápidas que nunca», añadió. Esta es una de las principales razones por las que el ferrocarril y la Nueva Ruta de la Seda están recibiendo tanta atención últimamente en la industria de la moda. Siendo el ferrocarril el modo de transporte más rápido, aparte del avión, la fiabilidad de sus servicios es crucial, ya que un pequeño retraso puede repercutir en todo el esquema de distribución, e incluso en las oportunidades en el mercado de ventas.

El texto continúa debajo del vídeo

La experiencia de una marca de moda con el ferrocarril

La experiencia de Hugo Boss con el transporte de mercancías por ferrocarril, desde y hacia Asia, comenzó en 2015. Al principio se transportó un número considerable de contenedores, mientras que en cinco años, hasta 2020, la empresa observó un sólido crecimiento de los volúmenes transportados.

Principalmente, la marca se centró solo en el transporte de un grupo específico de productos porque necesitaban probar la fiabilidad del servicio. En concreto, dado que los clientes del sector de la moda son sensibles a la calidad de los productos entregados, había que tener en cuenta ciertos factores. Por ejemplo, transportar productos a través de Rusia y Kazajstán, durante el invierno, podía ser todo un reto debido a las bajísimas temperaturas. Por ello, llegaron a experimentar con contenedores frigoríficos para transportar sus mercancías.

El tiempo y varias pruebas demostraron que el ferrocarril era mucho más fiable de lo esperado. Además, otros posibles problemas, como el bamboleo y balanceo del tren, se resolvieron mejorando el embalaje del producto. Esta iniciativa concreta demuestra que, para que las cadenas de suministro funcionen sin problemas, cada parte debe asumir sus responsabilidades. El ferrocarril podría ser capaz de alcanzar los estándares de la industria de la moda, pero sin la cooperación y adaptabilidad del cargador, esto podría no ser factible.

Limitaciones

Aparte de los aspectos positivos de utilizar el ferrocarril y la Nueva Ruta de la Seda, Vecci también se refirió a algunas limitaciones a las que se enfrentan con frecuencia los cargadores. La imposibilidad de reservar contenedores individuales de seis metros en un tren, por ejemplo, es realmente problemática, ya que restringe a los cargadores a la hora de utilizar más el ferrocarril. En la actualidad, los cargadores tienen que reservar contenedores dobles de veinte pies aunque no los necesiten. En consecuencia, los gastos aumentan considerablemente.

Otra cuestión crítica que también podría repercutir en el coste del transporte de mercancías por ferrocarril, según Vecci, es la reducción o recorte de las subvenciones del gobierno chino. No se puede evitar depender de las subvenciones y, comprensiblemente, su escasez podría suponer una amenaza para el transporte ferroviario euroasiático en general. No obstante, este asunto constituye una buena oportunidad para que los países que participan en la Nueva Ruta de la Seda revisen algunas de sus políticas y adopten medidas estándar en estos temas.

¿Te lo perdiste?

¿Te perdiste la Cumbre Europea de la Ruta de la Seda 2020? Es posible ver la repetición de la conferencia. Puede comprar una entrada para la repetición aquí.

Este artículo ha sido traducido automáticamente del original en inglés al español.

Autor/a Nikos Papatolios

Fuente: RailFreight.com