La autovía Valencia-Madrid entra en fase de pruebas

El servicio de autopista rodante entre Valencia y Madrid está un paso más cerca de empezar a funcionar. La primera fase de pruebas comenzó el fin de semana, y Tramesa, uno de los titulares del proyecto, subrayó que no será una tarea fácil.

El despliegue de la autopista rodante entre Valencia y Madrid se anunció para el verano de 2023. La entrada en funcionamiento oficial estaba prevista para principios de este año, pero parece que las cosas se han retrasado ligeramente. Su principal objetivo será trasladar semirremolques, incluidos los no transportables, de la carretera al ferrocarril. Por ejemplo, se centrará en la carga que llega al puerto de Valencia desde Italia por mar y suele continuar su viaje en camiones.

En el proyecto participan varias empresas, no sólo españolas. TransItalia, una empresa logística italiana, proporcionó los semirremolques P400 que se utilizarán en el servicio. Tramesa, empresa logística española, financió la compra de vagones T4000 y pagará una grúa pórtico que se colocará en el puerto de Valencia. Las instituciones públicas españolas también están implicadas, ya que el Ministerio de Transportes ha calificado el proyecto de estratégico y Adif, el gestor de infraestructuras español, ha adaptado el perfil de la línea para habilitarla para el tráfico de semirremolques.

Leer también:

Este artículo ha sido traducido automáticamente del original en inglés al español.

¿Quiere leer el artículo completo?

¿Ya es miembro?

Log in

¿Tiene preguntas? Llame a nuestro servicio de atención al cliente al +31(0)10 280 1000 o consulte las FAQ.

 

Autor/a Marco Raimondi

Fuente: RailFreight.com