Image: Russian Railways/RZD

Japón y Rusia planean una ruta ferroviaria de mercancías por el Transiberiano

Japón y Rusia tienen previsto inaugurar oficialmente una ruta de transporte de mercancías entre ambos países a través del ferrocarril transiberiano. Este mes se realizará un viaje de prueba. Se sabe que entre cinco y diez empresas participarán en la prueba.

El ferrocarril transiberiano conecta Moscú y Vladivostok, en el este de Rusia, donde el transporte de mercancías puede continuar por mar hasta Japón. Es también la ruta más septentrional de la llamada red ferroviaria euroasiática, que sólo atraviesa Rusia en su camino hacia el Lejano Oriente. Los planes fueron anunciados en The Japan News. Los dos gobiernos pretenden fomentar la cooperación económica mutua y crear confianza entre los dos países, allanando así el camino para resolver las disputas territoriales. En la actualidad, el transporte de mercancías entre ambos países se realiza principalmente por vía marítima y aérea, ya que los trámites son complicados y la información escasa.

Pruebas

Según el sitio web de los medios de comunicación, las empresas participantes son principalmente firmas de distribución japonesas. Estudiarán factores como el coste y el tiempo del transporte, los trámites administrativos necesarios para las aduanas y los procesos de importación y exportación. También se examinarán elementos que puedan afectar a la carga, como las vibraciones durante el transporte y las diferencias de temperatura.

El Gobierno se ha comprometido a colaborar con el sector privado en la resolución de los posibles problemas de la ruta. Se espera que el viaje dure entre 20 y 27 días, aproximadamente la mitad que la ruta marítima. Los costes podrían reducirse hasta un 40%, según las autoridades.

La línea ferroviaria

El ferrocarril transiberiano se construyó entre 1891 y 1916. Con 9.300 kilómetros, es el ferrocarril más largo del mundo. La infraestructura se considera muy fiable, según el instituto de investigación Roland Berger. En la actualidad, la ruta es utilizada principalmente por empresas norcoreanas y chinas que comercian con Occidente.

El texto continúa bajo la imagen

Hay dos subtramos que se desvían hacia China a través de Mongolia Interior: uno por la frontera de Manzhouli-Zabaykalsk y otro por la frontera de Erenhot-Zamyn. Especialmente la primera ruta es muy popular para el transporte de mercancías hacia y desde China. La segunda requiere mejoras de infraestructura para aumentar su capacidad.

Transporte de mercancías por ferrocarril Japón

Desde la caída de la Unión Soviética, la dependencia japonesa del transporte ferroviario se ralentizó y otras modalidades se hicieron más dominantes. En mayo de este año, la empresa de logística global Nippon Express anunció un nuevo servicio de transporte de mercancías que conecta Japón con la red ferroviaria euroasiática a través de China bajo el lema «Eurasia Train Direct (Sea & Rail)«.

Una ruta conecta por mar los puertos japoneses de Tokio, Yokohama, Nagoya, Osaka y Kobe con Dalian, en China. Desde allí, la carga se transporta a Alemania a través de la frontera entre Manzhouli y Zabaykalsk. Otro servicio utiliza el transporte aéreo, con salida desde los aeropuertos japoneses de Narita, Haneda, Chubu y Kansai. El vuelo lleva la carga a Chongqing (China), donde tomará el ferrocarril hacia Duisberg a través de Kazajstán.

Comercio japonés-ruso

Según The Japan News, el volumen total de exportaciones de Japón a Rusia en 2017 ascendió a unos 5.300 millones de euros, de los cuales los automóviles representaron alrededor del 44% y las piezas de automóviles alrededor del 12%, citando al Ministerio de Finanzas. El volumen total de importaciones ese año fue de 2.100 millones de euros, de los cuales el petróleo crudo y el petróleo en bruto representaron alrededor del 27%, el gas natural licuado alrededor del 20% y el carbón alrededor del 15%.

Este artículo ha sido traducido automáticamente del original en inglés al español.

Autor/a Majorie van Leijen

Fuente: RailFreight.com